6 consejos para una buena higiene íntima

Cómo garantizar una buena higiene íntima

La limpieza de la zona genital externa debe formar parte de la higiene personal diaria. Sin embargo, unos cuidados inadecuados o demasiado intensivos pueden hacer más daño que bien, especialmente en la sensible zona genital. Por este motivo, las mujeres deben tener en cuenta algunos puntos básicos sobre la higiene íntima.

¿Cómo funciona la flora vaginal?

Una vagina sana está densamente poblada de bacterias, principalmente de ácido láctico. Esta flora vaginal natural desempeña un papel importante en la defensa contra las bacterias y los hongos perjudiciales. Un aspecto importante de esta defensa natural es el entorno ácido de la vagina, mantenido por las bacterias del ácido láctico.

El entorno vaginal tiene normalmente un pH inferior a 4,5 y, por tanto, es más ácido que el entorno de la piel normal, con un pH de aproximadamente 5,5. Este entorno ácido puede verse afectado por el uso de jabones y geles de ducha, por lo que no deben utilizarse estos productos para la limpieza de los genitales externos. Los baños de burbujas también pueden tener un efecto negativo sobre el pH vaginal y, por tanto, favorecer las infecciones.

¿Cómo garantizar una buena higiene íntima?

higiene y aseo íntimo durante la menstruación

  • Lávese correctamente

A algunas personas les gusta exagerar, sobre todo cuando limpian la zona íntima. En la gran mayoría de los casos, el agua clara es suficiente para una buena limpieza. Si quieres utilizar productos para tu higiene íntima, elige aquellos que estén específicamente adaptados al pH de tu vagina. Los productos de higiene íntima que contienen ácido láctico tienen sentido porque pueden favorecer la salud de la zona genital. Pero asegúrate de que no contengan perfumes o jabones, ya que éstos irritan innecesariamente tu mucosa.

  • No utilice jabones ni productos de higiene vaginal

Si quieres utilizar productos especiales para la higiene íntima es cosa tuya, pero sólo lava el exterior, no el interior. Tu vulva (labios menores y mayores) agradecerá que la laves con suavidad, pero no tu vagina, sobre todo por los perfumes que contienen los productos de higiene. Esto podría dañar tu flora vaginal y favorecer las infecciones. Si utilizas jabones o productos que normalmente usarías en el resto del cuerpo o te lavas en exceso, puedes provocar o empeorar problemas como la sequedad vaginal, el exceso de olor o aumentar las infecciones recurrentes al alterar el equilibrio del pH de tu vagina y zona íntima. La vagina es autolimpiante y se limpia de forma natural mediante la lubricación interna. Por lo tanto, lo mejor es simplemente lavarse a diario, con agua tibia y productos suaves y sin perfume.

  • Cambie regularmente sus protecciones periódicas

Durante la menstruación, es importante cambiar con frecuencia las protecciones sanitarias, como tampones, compresas o salvaslip. La falta de transpirabilidad de estos productos puede proporcionar condiciones óptimas para el crecimiento de las bacterias. La sangre menstrual, al salir del cuerpo, atrae a diversos organismos que se multiplican al calor de la sangre y provocan irritaciones, sarpullidos o infecciones urinarias. Cambiar la compresa o el tampón con regularidad retrasa el crecimiento de estos organismos y previene las infecciones. Dejar un tampón demasiado tiempo puede, por ejemplo, ponerte en riesgo de sufrir el síndrome de shock tóxico.

  • Cómo elegir las braguitas menstruales

Nuestras colecciones de bragas menstrualesEl bragas menstruales es una forma de protección higiénica externa ultraconfortable, transpirable y muy discreto. La tecnología absorbente, integrada directamente en el bragas menstrualesEste producto le permite experimentar su periodo sin riesgo de pérdidas, manteniendo una buena higiene íntima. Además, el bragas menstruales permiten reducir exponencialmente las molestias medioambientales causadas por las compresas o los tampones de plástico. Estas diferentes capas de tejido garantizan la protección contra fugas, olores y humedad. Además, son lavables y reutilizables, por lo que podrá utilizarlas durante años.

Descubre nuestras bragas menstruales
  • Buena higiene en el baño

Para evitar la migración de los gérmenes intestinales a la vagina y limitar el riesgo de cistitis, es muy importante limpiarse con un papel higiénico suave y sin perfume de delante a atrás. De hecho, las heces contienen microbios y bacterias intestinales que podrían migrar a la vagina, lo que podría causar infecciones.

  • Higiene íntima y relaciones sexuales

Después de las relaciones sexuales, las bacterias pueden entrar en la vagina y causar irritación o infección. Orinar después de las relaciones sexuales ayudará a eliminar cualquier bacteria que pueda haberse extendido a la uretra (que está por encima de la entrada de la vagina) para evitar que se desarrolle una cistitis.

Cómo mantener limpia la vagina durante la menstruación

La limpieza diaria de los genitales externos con agua tibia es suficiente. Si no se siente lo suficientemente limpio, también puede utilizar jabones de pH neutro sin fragancias adicionales. Dado que el entorno vaginal es naturalmente húmedo, la zona genital debe mantenerse seca y debe prestarse especial atención al uso de ropa interior transpirable, como pantalones cortos menstruales o bragas menstruales tanga hecha de algodón.

Debe evitarse el uso de productos adicionales, especialmente durante la menstruación, ya que en este momento el cuerpo es aún más susceptible a los virus y las bacterias.

Descubre nuestras bragas menstruales

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados